concierto de burbujas

¿Irías a un concierto metido en una burbuja? Mira de qué hablamos

Los conciertos en vivo son una de las primeras actividades en verse suspendidas una vez el mundo se paralizó por culpa de un virus. Y seguramente serán de las últimas actividades en reactivarse. Esto debido a que, son encuentros por lo general masivos, que no ayudan a mitigar la propagación del coronavirus.

Pese a ello, el mundo no se queda quieto y muchos empresarios se la juegan en creatividad para tratar de reactivar, sin duda, uno de los rubros más azotados con la situación actual y difícil que enfrenta el mundo entero.


Un caso que citamos, son los shows recientes de la agrupación THE FLAMING LIPS que han sido locos e ingeniosos. La banda ofreciódos conciertos en vivo en Oklahoma – su ciudad natal – en donde sus asistentes presenciaron del evento entre burbujas gigantes. Aunque, el hecho no es una novedad para la banda de rock, que lleva casi dos décadas haciendo shows bajo esta características, es decir, que los miembros de la banda se introducen en una burbuja gigante y se lanzan al público, esta vez, la idea involucró más a su público, con la intención de mantener un “distanciamiento social” y así poder disfrutar de la música en vivo.

Así fue el espectáculo Space Bubble (burbuja especial) de The Flaming Lips 

Aunque la idea suena genial y seguro ante este encierro, más la falta de adrenalina que genera ir a un concierto en vivo, la solución, aunque no la ideal, sería fantástica. Aún con toda este emoción, la banda tuvo que sortear muchas problemáticas sobre la marcha.

Serían cien pelotas con capacidad cada una con capacidad máxima de 3 personas. La banda también estaría dentro de los grandes globos. Cada burbuja iría equipada con un altavoz para escuchar bien el concierto, una botella de agua, un ventilador a pilas y una toalla.

¿Y si tengo ganas de hacer pis? A una señal, acudiría un miembro de la organización y escoltaría a los espectadores, con sus mascarillas, al baño. ¿Cuánto tiempo pueden estar tres personas en esa bola antes de que se acabe el oxígeno? Una hora y diez minutos. Los recitales se celebraron sin percances y resultaron una fiesta donde sonaron clásicos de la banda como Do You Realize? y temas de su nuevo trabajo, American Head, que se editó en enero de 2020 y cuya gira quedó suspendida por el coronavirus.

Nunca unas canciones psicodélicas sonaron en un recinto tan psicodélico. “Es un concierto extraño y restringido, pero también una aventura para todos. Hemos podido disfrutar de la música en directo otra vez”, dijo a Rolling Stone Coyne, que incluso ideó un final impactante: la gente se lanzaba hacia la puerta; una vez allí, abría la cremallera y para casa. Lo que no está nada claro es que esta fórmula sea viable para la música en directo conviviendo con el virus: demasiado aparatosa y costosa.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe Novedades

error: ¡¡Ups!! Este Contenido está Protegido.