octubre 22, 2020
Woodstock 69 los tres dias que cambiaron la historia

Festival Woodstock 69: Los tres días que cambiaron el mundo

Woodstock 69: ¡Un hecho histórico para el Rock!

El Festival de Woodstock 69 se convirtió en uno de los encuentros masivos de música, arte y cultura más importante de la historia del Rock, así que te contaremos algunos detalles por las que el histórico evento sigue provocando fascinación más de medio siglo después de realizado.

El evento organizado por un grupo de  cuatro empresarios, liderados por el promotor Michael Lang y  llamado oficialmente como la “Feria de Arte y Música de Woodstock”, se gestó, luego de una serie de acontecimientos y eventos similares que empezaban a aparecer en Estados Unidos y Europa, como el “Festival Internacional de Música Pop de Monterrey” organizado en 1967 por John Phillips de The Mamas & the Papas, con una asistencia aproximada de 50.000 personas que logró reunir una espectacular lista de grupos y artistas, entre ellos Simon & Garfunkel, Janis Joplin, The Who, The Animals, Jimi Hendrix, entre otros.

Festival Internacional de Música Pop de Monterrey- vitrina rock
Foto: Almanaque del Rock

El encuentro de los cuatro empresarios del Festival Woodstock

Michael Lang que había sido uno de los promotores de “Festival Pop de Miami” (1968), se reunió con el vicepresidente de la disquera Capitol Records, Artie Kornifeld, con la pretención de que éste firmara un contrato con la banda Train, de la cual Lang era manager. 

La reunión fue más allá, debido a la empatía de los dos empresarios que, con noches largas consumiendo hachís, les llegó la idea de organizar un concierto de rock con la intención de recaudar fondos para crear una disquera en Woodstock y poder producir artistas como Bob Dylan, The Band o Van Morrison, que residían en la zona.

Fue su abogado quien les recomendó a John Roberts y Joel Rosenman, dos multimillonarios que paralelamente a ese suceso, estaban en busca de un evento, por lo que habían publicado un clasificado en 1968,  en el Wall Street Journal y otro en el New York Times que decía “Jóvenes con capital ilimitado en búsqueda de intersantes propuesta de negocios y legítimas inversiones”, recibiendo miles de solicitudes y que terminó luego, con la reunión de estos cuatro empresarios.

Tras varias encuentros, se había presupuestado un evento para unas 60.000 personas y se habían ya puesto en la tarea de encontrar un sitio en Woodstock para su realización.

El Festival de Woodstock, no fue en la ciudad de Woodstock

Aunque la intención era hacerlo en la ciudad de Woodstock, Nueva York, lugar en donde pensaban crear la disquera, no fue posible debido a la oposición de los residentes del lugar, por lo que optaron por Wallkill, a tan solo 65 kilómetros de Woodstock, gracias al granjero Max Yasgur, que ofreció su campo de alfalfa situado en Bethel, el acuerdo se cerró por 75.000 dólares.

La granja tenía un total de 240 hectáreas y poseía los servicios básicos como agua y electricidad, el terreno estaba zonificado para uso industrial, por lo que los promotores se acercaron a la oficina de planificación del condado para tratar el asunto para el uso, como una exhibición cultural y un concierto.

“Tres días de Paz y Música”

woodstock 69

Los promotores, que sus edades oscilaban entre los 23 y 26 años, desecharon la idea de la disquera, ya que no lo vieron como una buena inversión, y se centraron en la idea conceptual del festival que mitigara de alguna manera, el malestar causado por la guerra de Vietnam y tensiones raciales que provocaron revueltas en cientos de ciudades, tras el asesinato de Martin Luther King, lo que tenía profundamente divididos a los estadounidenses.

Así que adoptaron el lema “Tres días de Paz y Música“, ya que querían evitar cualquier tipo de violencia y se imaginaron que la palabra “paz” ayudaría a mantener el orden.

Artistas que aceptaron y que rechazaron Woodstock 69

La contratación de los artistas fue progresiva, el elenco fue ecléctico, los empresarios impusieron un límite de 15 mil dólares de honorarios para cada artista, con la excepción de Jimi Hendrix que recibió el doble, con la condición de que tocara dos veces (algo que no sucedió).

Ya se iba completando el cartel con nombres como Janis Joplin, Creedence, Santana, Grateful Dead, Joe Cocker, Joan Baez, Tim Hardin, The Band, Jefferson Airplane, Ten Years After, completando un total de 32 artistas.

Bandas como The Beatles, The Doors, Led Zeppelin, King Crimson, Moody Blues, que estaban consideradas en la lista, no lograron llegar a un acuerdo con los promotores, por diversos motivos, como problemas para la estadía de Lennon y Morrison en el país, por problemas legales, por compromisos con otros festivales, e incluso porque pensaron que se trataba de una copia mal hecha del Festival de Monterrey. 

Así fue el Festival Woodstock 69

Los afiches del Festival aparecían por todos lados, con los 32 actos confirmados, la imagen icónica de la paloma posada sobre una guitarra y los colores vivos que anunciaban los “Tres días de Paz y Música”  y un slogan encabezando que fue olvidado con el tiempo: “Una exposición de Acuario”, que hacía referencia a la Era de Acuario del musical Hair. La entradas que se vendían a 7 dólares por día, o 13 dólares por dos días, o 18 dólares por los tres. Se vendieron en decenas de miles.

Una oleada de gente comenzó a llegar, se habla de que al menos unas 25mil personas ya merodeaban el lugar, dos días antes del evento y fueron incrementando hasta llegar a cientos de miles.

Y aunque la expectativa de estos promotores estaba bastante alta, calculaban que llegarían unas 200mil personas, teniendo en cuenta, que en la venta anticipada ya habían confirmado 186mil asistentes, lo que no contaron es que, al final serían casi medio millón de personas las que llegarían al lugar.

La ruta de acceso colapsó, el tránsito se detuvo, al principio del día los conductores tardaron casi 10 horas para hacer los 10 kilómetros finales. luego ya nadie avanzaría, los automóviles fueron dejados a los costados de la ruta y después sobre la ruta misma. Más de 40 kilómetros de cola, que a nadie pareció importarle. El público cantaba, bailaba empujado por la música que salía de los autos, las drogas y el espíritu de la época.

El Festival Woodstock se había convertido en un suceso nacional , en un hecho generacional.

AP Photo

Debido a la multitud, muchos artistas no podían llegar al escenario, por lo que hubo atraso en las presentaciones y muchos cambios de horarios, la organización tuvo que contratar una flota de helicópteros para poder transportar a los artistas.

En estos tres días hubo dos nacimientos y tres muertes, dos por sobredosis y una por un tractor que arrolló a un joven que dormía en el suelo. Las drogas corrían libremente, uno de los días llovió, lo que convirtió el terreno en un lodazal, probablemente el más grande y célebre lodazal de la historia.

La música, la convivencia pacífica de tres días, la desnudez y la libertad

 (Peter Tarnoff/Mediapunch/Shutterstock)

El festival fue una especie de milagro, un accidente, un fenómeno que a más de 50 años todavía causa fascinación, un caos, una experiencia y uno de los Festivales – si no el más – más importantes de la historia de la música, como dijo Jimi Hendrix : “Ustedes han probado al mundo de lo que somos capaces con un poco de amor, entendimiento y música”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Categorías